Miércoles, 30 Diciembre 2015 07:51

Tu mejor plan de vida para el 2016 por Angy Newman

Valora este artículo
(0 votos)

“Trabajo y sacrificio, perseverancia, impulso competitivo, desprendimiento y respeto por la autoridad son el precio que todos debemos pagar por alcanzar cualquier meta que valga la pena”

Las primeras columnas para realizar un Plan de Vida son el valor y la confianza. Cuanto mayor sean tu valor y confianza, menores serán tus miedos y tus dudas y menos efecto tendrán estas emociones negativas en tu actuación y conducta. La manera de desarrollar valor y confianza es por medio del conocimiento y la destreza. La mayoría de miedos y dudas surgen de la ignorancia y de los sentimientos de ineptitud de algún tipo.

Cuanto más aprendas de lo que necesitas saber para alcanzar tus metas, menor miedo tendrás, por un lado, y más valor y confianza sentirás por el otro.

Los cinco retos para realizar tu plan de vida:

  1. Identifica el mayor reto o problema al que te enfrentaras hoy en tu camino hacia tu máxima meta. Imagina que ese reto o problema te ha sido enviado para poner a prueba tu resolución y deseos. Decide que nunca te rendirás.
  2. Piensa cuál es tu vida ahora e identifica las ocasiones en que tu decisión de persistir fue la clave de tu éxito. Recuerda esas experiencias siempre que te enfrentes a dificultades o al desánimo de cualquier tipo.
  3. Decide, por adelantado, que mientras desees intensamente una meta, nunca te rendirás hasta haberla alcanzado.
  4. Busca en cada problema, dificultad, obstáculo o revés la semilla de un beneficio u oportunidad iguales o mayores. Siempre encontrarás algo que te ayude.
  5. En todas las situaciones, decide orientarte a las soluciones y a la acción. Piensa siempre en términos de lo que puedes hacer, en este momento, para solucionar tus problemas o alcanzar tus metas y entonces, ponte en marcha. Nunca, nunca, pero nunca te rindas.

Prepárate para sacrificar algo. Detrás de todo plan de vida se encuentra los hábitos, el sacrificio y la renuncia. El hábito de la meta se encuentra estrechamente relacionado con el hábito del compromiso total. El sacrificio implica tener conciencia de aquello a lo que se renuncia, en tanto que el compromiso total implica no tener conciencia de nada a parte de la tarea que se enfrenta en ese momento. El compromiso total significa no ser flojo, no perder el tiempo, no detenerse a platicar, no echar a perder las cosas ni fingirte enfermo.

Reflexión:

Termina e inicia el año perdonando, pero hacerlo sinceramente y de buena fe, perdonar sin reservas; he aquí la prueba más dura a que puede ser sometido el amor del hombre. El que suele ser más generoso no suele tener necesidad de perdonar, porque está siempre dispuesto a comprenderlo todo y es inaccesible a la ofensa que supone el perdón. Enseñamos a perdonar, pero también enseñemos a no ofender, de ser así, habría un mundo mejor.

Este es sin duda, uno de los temas duros de la vida. A su alrededor se han creado catedrales de malentendidos y no pocas enfermedades asociadas a la necedad de continuar siendo víctimas de quienes nos han herido. Perdonar, es la experiencia de paz y comprensión que se siente en el presente.  Perdonar, no significa olvidar o negar las cosas dolorosas ocurridas. Perdonar, es la poderosa afirmación de que las cosas malas no arruinarán nuestro presente, aun cuando hayan arruinado nuestro pasado.

Gracias, un abrazo.

Angy Newman
Conferencista Smart Speakers
http://www.smartspeakers.mx/motivacion/angy-newman.html

 

Visto 1303 veces Modificado por última vez en Sábado, 20 Febrero 2016 03:24